Familia

Las Formas en el Parque de las Ciencias. Laboratorio experimental para personas de 1 a 3 años.

Posted on Actualizado enn

IMG_1648

El pasado sábado, 7 de febrero, celebramos en el Parque de las Ciencias Andalucía de Granada, un taller experimental y sensorial de Arquitectura para niños y niñas de 1 a 3 años, acompañados de sus padres y madres, relacionado con las formas.

Debemos reconocer que antes del comienzo estábamos realmente emocionados. Esto es debido a la edad de los participantes y el respeto que nos merecen las personas de esa edad y, por otro lado, estaba la responsabilidad de corresponder a la confianza depositada en nosotros por los responsables de Educación del parque. Es la primera vez que se hacía una actividad de estas características en el parque para gente tan pequeña, y es una gran responsabilidad para nosotros. Admiramos el trabajo del departamento de Educación y no queríamos defraudarles.

Al dar la bienvenida a las familias, les repetimos que nosotros pensamos que todos los niños son creativos e inteligentes. Todos. En eso nos basamos para desarrollar nuestras propuestas. Pero, esta vez, además, pensábamos la enorme capacidad de los chicos y chicas de esta edad de descubrir el mundo a través de los sentidos. Les propusimos y taller experimental y sensorial. Durante treinta minutos ellos iban a escuchar música, ver imágenes relacionadas con las formas, tocar elementos de diferentes texturas y experimentar la sensación producida por distintos espacios asociados a determinadas formas geométricas. Todo esto debían hacerlo con total libertad, con la única condición de no molestar al de al lado. Aconsejamos a los mayores acompañar y no dirigir, observar y disfrutar.

IMG_1673

Nuestra propuesta ya la habíamos llevado a cabo en dos ocasiones: Una vez en la escuela infantil Giner de los Ríos, en Córdoba, en aulas con niños y niñas solos con sus educadoras y otra vez en “Esta por mamá”, con menores acompañados de sus madres (porque solo fueron madres).

Los asistentes entran en una sala enmoquetada, donde hay dispuestos una casa de cartón, dos tipis rudimentarios y una tienda de campaña con forma de iglú. Con estas estructuras pretendemos que experimenten las sensaciones que producen lo espacios que delimitan formas cuadradas, triangulares y esféricas.

En el suelo, repartidas aleatoriamente, hay pelotas de varios tamaños y texturas, pequeñas pirámides de distintos materiales y esponjas cuadradas. Queremos que las toquen y con el tacto, se acerquen a estas formas elementales.

Sobre la pantalla, enorme, situada al fondo de la sala, proyectamos un montaje audiovisual, realizado con imágenes de objetos en movimiento, fotografías de construcciones tomadas por La casa de Tomasa e ilustraciones de libros que tienen que ver con el tema del taller. Con las fotos, los niños y niñas ven edificios con formas similares a las estructuras que tienen delante en ciudades tan distintas cómo Valencia, París, Florencia, Córdoba, Berlín, Lisboa o Gurabo. Las ilstraciones muestran el trabajo de Deneux, Pacovska, Geis, Noel Daniel y Capdevilla y Olaberri.

La música que acompaña la proyección pretende también trasladar sensaciones asociadas a las formas: música con aristas, acogedora, envolvente, abierta, recogida… (Hisaishi, Tchaikovsky, Handel, Cirque du soleil, Mozart y The Beatles).

IMG_1649

Esa es nuestra propuesta: Que los niños y niñas disfruten de una experiencia sensorial utilizando la vista, el oído, el tacto y la sensación espacial, aprovechando los estímulos a su alcance.

A pesar de la disposición de las estructuras y elementos por la sala, repartidos de forma aleatoria, las familias se colocaron en posición de ver la proyección. Después de unos minutos en los que todos nos adaptamos al nuevo espacio, las luces se apagaron y empezaron las imágenes y la música. La potencia de la pantalla (con las fotografías y el sonido), único foco de luz en la sala oscura y, creemos, la costumbre de participar como espectadores en los espectáculos a los que asistimos, hacen que, al principio, todos estemos pendientes casi exclusivamente de la pantalla, obviando los objetos que nos rodean. Con el paso del tiempo, algunos niños empiezan a coger juguetes del suelo, alguna niña entra en la casa de cartón y un padre mete la cabeza en uno de los tipis… Todavía hay padres y niños que no se mueven. Algunas madres tienen tomadas a sus hijas sobre sus piernas, tan a gusto. Es lo que tiene la libertad, que cada uno hace lo que quiere.

Carmen, de La casa de Tomasa, que es una experta y comprende y respeta perfectamente el ritmo de los niños y las niñas, los observa con una sonrisa. También es cómplice de los padres y madres que, sentados cómodamente en la moqueta, miran a sus hijos sin hacer nada, sólo disfrutan tranquilos, que no es poco.

Emilio, también de La casa de Tomasa, que es más impaciente y entiende menos, se mueve nerviosillo, impaciente por que todos experimenten la magia de los espacios, que descubran las distintas texturas que se les ofrece o que vayan de un sitio a otro tocando y mirando. Mueve alguna estructura de sitio, desplaza alguna pelota para provocar alguna reacción, pero… ¿para qué?. La propuesta está hecha, el espacio es inmejorable, la temperatura es agradable y los padres y madres están relajados, tranquilos y sonriendo. Las niñas y niños,poco a poco, según su necesidad, su curiosidad o sus ganas de aventura, van visitando una u otra estructura, interactuando o no con los otros, se separan de los padres o permanecen recogidos junto a ellos.

Nos encanta este taller.

IMG_1662IMG_1656 IMG_1650IMG_1664 IMG_1672

Cuando acaba la proyección con los Beatles cantando que “todo lo que necesitas es amor”, todos se quedan con ganas de más. Los responsables del parque, generosos, nos permiten otra proyección más, esta vez con las luces encendidas intentado restar protagonismo a la pantalla y dárselo a los objetos.

Entre ambas sesiones tenemos una pequeña asamblea con los mayores para conocer sus impresiones. La nuestra es que están tranquilos, relajados y disfrutando.

IMG_1674

En un taller con un objetivo tan intangible como favorecer la relación con las formas a través de los sentidos, nuestra evaluación u análisis se basan en sensaciones y percepciones subjetivas.

La primera sensación, mientras recogemos el material, es felicidad: todos los padres y madres han salido agradecidos y sorprendidos.

El siguiente sentimiento es de agradecimiento y de reconocimiento de la valentía demostrada por el departamento de Educación del Parque de las Ciencias de Granada. Han sido valientes y arriesgados por proponer un espacio para pequeños de esta edad (de 1 a 3 años) sin que consista en meterlos en un corral ni ponerlos en fila india para pintarles las caras. Unir las propuestas de libertad, de descubrir el entorno, de estimular sensorialmente, sin dirigir ni manipular, y hacerlo a familias y a peques de esa edad es arriesgado, valiente y admirable, a la vez que necesario.

Coincidimos con ellos en la necesidad de dotar a las familias que visitan el parque, de un espacio donde disfrutar con sus hijos e hijas de esta edad, sin necesidad de estructuras ni elementos sofisticados;sólo utilizando su capacidad para descubrir el mundo a través de los sentidos, el juego y la curiosidad.

Terminamos, cómo siempre, agradecidos a las personas que trabajan en el Parque de las Ciencias. Siempre nos sentimos respetados, queridos, acogidos y apoyados en todas las propuestas por arriesgadas que sean. También nuestra admiración y nuestro afecto hacia ellos no paran de crecer.

Y, por supuesto, agradecidos a los padres y madres que confían en nosotros para gastar una tarde con las personas que más les importan.

Anuncios

Taller de Arquitectura en Familia. Siza y teatro.

Minientrada Posted on Actualizado enn

En el I Curso de Pequeños arquitectos de La casa de Tomasa, andamos liados este mes con Álvaro Siza y su obra y con el teatro, con la idea de trasladar a los alumnos el concepto y la vivencia del espacio. Por esta razón, Siza, la expresión y la escenografía y el teatro fueron los pilares del Taller de Arquitectura en Familia del pasado sábado, 8 de febrero, en coSfera-centro, el espacio de coworking que acoge nuestros talleres en familia.

Mientras caminábamos camino al local pensábamos que había que ser muy fan para quitarse el pijama, salir de la casa calentita e ir bajo la lluvia, hacia un taller de arquitectura. Competir con una taza de Cola-cao caliente con galletas, en una mañana de sábado lluviosa no es fácil. Muchas gracias a todos por venir. Creemos que mereció la pena.

 IMG_2582

Para empezar a relacionarnos con el entorno más próximo, o sea, el resto de personas que nos acompañan, formamos dos círculos concéntricos y nos enfrentamos “cara a cara”. Les propusimos que se miraran a la cara con calma, con tiempo, con paciencia y con curiosidad. Les explicamos que, por varios motivos, no solemos detenernos a observar detenidamente la cara de los que nos rodean. Es una buena forma de conocernos y de prestar atención al otro.

Una vez relajados y en situación…¡comienza el teatro!. Mediante expresiones faciales mostrábamos a nuestra pareja distintas emociones y así, fuimos pasando de la alegría a la tristeza, de la sorpresa al enfado, al dolor, la vergüenza, la concentración y la nada (como Greta Garbo en “La reina de Suecia”). Greta no vino al taller pero todos lo hicieron de maravilla.

Nos gusta este momento. Nos sirve para relajarnos a todos, para conocer a las personas con las que vamos a pasar la mañana y para insinuar lo que será el resto del taller. Como, normalmente, nos reímos y jugamos, es un rato muy agradable.

IMG_2576

La segunda parte de este taller es un juego en familia para conocer a Álvaro Siza. Los asistentes se dividen en varios grupos que identificamos con cintas de colores y comienza el concurso de preguntas y respuestas.

Mientras proyectamos imágenes de la obra de Siza hacemos preguntas con las que recorrer las principales obras del arquitecto portugués.

Cuando 20 personas gritan el nombre de Álvaro Siza respondiendo a la última pregunta, es más fácil hacerlo inolvidable para todos los niños y niñas que asistieron. Antes habían visto el pabellón de Portugal de la Expo´98 de Lisboa, las piscinas de Leça de Palmeira, los dibujos del banco Pinto y Sotto Maior, la escuela de arquitectura de Oporto, el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela, las viviendas de Berlín, el pabellón Carlos Ramos de Oporto y el restaurante Boa Nova de Leça de Palmeira.

 01_pabellon expo98 03_croquis banco 04_viv. berlin 05_centro de arte 06_escuela oporto 09_secc. restaurante 02_piscinas leca

Pasamos un rato realmente divertido hablando de arquitectura, hablando de Siza y lo que es mejor… respondiendo a las preguntas que los niños y niñas no paraban de hacer sobre las imágenes que estaban viendo. Siguiendo la linea pedagógica de Giner de los Ríos, la mejor manera de enseñar a un niño es fomentar su curiosidad.

 La última parte del taller estaba inspirada en la película “Dogville” de Lars von Trier. Nos encontramos con un plano donde estaban dibujadas una parcelas y una calles trazadas, similar a la escenografía de la película.

 20080110161511-dogville IMG_2579

Les propusimos a cada una de las familias, diseñar y construir un escenario que encajara en una de las parcelas dibujadas, la que ellos eligiesen. También debía pensar una historia para que se desarrollara en esa instalación. Cuando una persona terminaba de contar la historia que se desarrollaba en su escenario, la siguiente debía unirla con la suya y continuar la narración. Fue una maravilla.

La creatividad de las personas siempre nos sorprende y ver como se desarrolla es un espectáculo incomparable.

 Les presentamos todos los materiales con los que trabajar y por grupitos empezaron a diseñar, a montar y a inventarse historias. Todos los escenarios eran completamente diferentes y todas las historias, originales y divertidas, formaron un cuento lleno de sentido.

IMG_2580

Los personajes eran tres figuras de Playmobil y los escenarios: una protectora de animales y un bosque, un circo, una playa con chiringuito y barco pirata y una cueva con una avestruz.

 IMG_2587 IMG_2591 IMG_2595 IMG_2614 IMG_2616 IMG_2618 IMG_2619

Es emocionante ver a los niños y niñas mirar las caras de sus padres y madres y ver como se expresan y se ríen. Igual de emocionante que ver como preguntan qué quieren decir los trazos de los dibujos de Siza o como se sorprenden con fachadas que son capaces de expresarse. El colmo es rematar la mañana, creando entre todos una historia, en un escenario compuesto de la unión de las propuestas de todos, disfrutando de la imaginación, la creatividad y del trabajo compartido y hecho con alegría.

IMG_2623 IMG_2627 IMG_2631 IMG_2633 IMG_2635 IMG_2637 IMG_2649 IMG_2658 IMG_2632

Es un lujo poder disfrutar de mañanas así y de personas como las que asisten a estos talleres. Gracias. El mes que viene…más.