IzHITAKU. Z, Jornadas de arte contemporáneo en Montalbán de Córdoba.

Posted on Actualizado enn

DSC_0068

Izhitaku: Milenaria técnica japonesa para extraer el alma del mobiliario urbano y plasmar su presencia o su ausencia, concretamente del recinto ferial de Montalbán.

Izhitaku es una palabra compuesta de Ishi (piedra en japonés) y Taku (frotar), adaptada a la fonética propia del lugar dónde se realiza la técnica. Montalbán es el único municipio de la provincia de Córdoba donde se zezea y no se sesea como en el resto de la provincia. Este fenómeno se puede achacar a fenómenos migratorios ó a una marcada autoafirmación de identidad local. Ishitaku en Montalbán es Izhitaku.

Este verano tuvimos la suerte de encontrarnos con una exposición en el museo marítimo de Barcelona. “Gyotaku: capturar l’ànima dels peixos” es una exposición que muestra un atlas de huellas de peces realizados entre los años 2011 y 2014 por la artista Victòria Rabal, con la técnica japonesa del gyotaku – impresiones realizadas con tinta china sobre papel japonés-.

La exposición está formada por más de 150 dibujos de más de setenta especies diferentes de peces y moluscos. Durante esos años, Victòria Rabal visitó de madrugada el mercado Central del Pescado de Barcelona donde seleccionaba e imprimía los peces de diferentes especies que se comercializan allí. Además, también se encuentran en la muestra dibujos hechos en mercados de otras ciudades, como Catania, Baton Rouge, México, Rosario…

La palabra gyotaku está formada por “gyo” pez y “taku” frotar, y se puede traducir como “impresión de peces”. El gyotaku nació en Japón hacia el año 1800, y se utilizaba entre los pescadores para recordar sus capturas. La técnica tomó fuerza en los mercados donde se imprimían los pescados que se ponían a la venta, indicando la especie, peso, precio y la fecha de captura. A medida que la venta avanzaba, se retiraban las impresiones.

IMG_5946

O sea, de gyotaku viene ishitaku y de ahí iZhitaku.

Los organizadores de Z. Didáctica y Destructiva, tuvieron la deferencia de invitar a La casa de Tomasa a las jornadas de arte contemporáneo de este año en Montalbán. Estaban interesados en que nos encargáramos de un taller infantil.

Durante los días 26, 27 y 28 de septiembre se han sucedido unas trece actividades en las que han participado una treintena de artistas nacionales, convirtiendo a Montalbán de Córdoba en un enorme laboratorio de acción y reflexión en torno al arte contemporáneo.

Pensamos que el sábado por la mañana sería el mejor momento y el lugar elegido fue la explanada del recinto ferial coincidiendo con el mercadillo.

IMG_6211

Disfrutamos mucho preparando el taller, como siempre. Pensamos en ir reuniendo un grupo de niños y niñas y así, en asamblea, hablarles un poco de lo eran las jornadas de Z y lo que hacíamos en La casa de Tomasa. Luego los íbamos a poner a jugar para empezar a relacionarse con el entorno empezando por las personas que tenían al lado y después del juego,ya divertidos y relajados, empezar a preguntarles para que, a través de sus respuestas, se dieran cuenta de dónde estaban, de los distintos usos que se da a ese lugar a lo largo del día, de la semana e incluso de las estaciones. Pensábamos seguir aprovechando su curiosidad y su capacidad de observación para que reconocieran los distintos elementos del espacio público… ¡Que taller tan bonito nos estaba quedando!

Después del análisis urbanístico todos nos pondríamos a jugar a Izhitaku: nos quedaríamos con el alma de las cosas y luego las tenderíamos como ropa limpia en una mañana de sol para que la acariciara la brisa. Todo el mundo que viese nuestra obra tendida podría ver el recinto ferial. Suponíamos que los niños alucinarían con la historia de los pescadores japoneses… Grabaríamos en un papel la forma de las cosas, su alma y su ausencia.¡Vaya lujo de taller!.

Por supuesto lo mejor estaba por llegar. Como siempre, cuando llenas la actividad con niños y niñas todo adquiere tintes mágicos y emocionantes.

Rafa y Demetrio, los organizadores de Z, dispusieron una puerta a modo de mesa, donde organizamos los materiales, en el mercadillo. La mañana era preciosa después de una noche de lluvia y La casa de Tomasa estaba en un mercadillo rivalizando con las “chuches”, los “gusanitos”, las barras de labios de “las traigo a euro” y unas rebequitas monísimas. Lo mejor de todo es que María Morilla iba a hacer las fotos y siempre es un placer estar con ella. María es una artista autodidacta, vitalista, alegre y activa. La admiramos y la queremos a partes iguales.

Pues eso, que los abuelos se iban acercando con los nietos para comprar lo que fuera, las mamás se acercaban con los bebés para asomarse a ver que vendíamos… y la idea de la asamblea de análisis urbanístico se iba desvaneciendo. Así que, empezamos el taller niño por niño según se iban acercando. Repartimos papel y ceras y explicamos la técnica a todos cuantos venían. En cuanto la zona se lleno de criaturas extrayendo el alma de las cosas, empezaron a acudir más y más niños y niñas.

DSC_0002 DSC_0004 DSC_0007 DSC_0009 DSC_0010 DSC_0015 DSC_0019 DSC_0032 DSC_0034 DSC_0040

Nos acordamos de Xosé M. Rosales cuando dice que la mejor manera de conocer un lugar es vivirlo y disfrutarlo para lo que fue creado. ¿Que mejor manera de comprender el espacio público que vivirlo y utilizarlo para jugar ó para crear?. Los niños y niñas no estaban entendiendo el espacio público, lo estaban utilizando, lo estaban viviendo, que para eso está. A ningún niño hay que explicarle para que sirve el patio de un colegio, pues igual pasó esta mañana.

Mientras coloreaban y descubrían las diferentes texturas les íbamos explicando lo que estaban haciendo y su sentido.

Cuando tuvimos obras suficientes, montamos el tendedero entre unos árboles de la plaza y empezamos a tender la obra. Es maravilloso el efecto de los papeles pintados de colores, moviéndose con el viento, iluminados por el sol. Este efecto aumenta con la admiración de los padres y madres al disfrutar del trabajo de sus hijos y la alegría de los niños y niñas al ver el resultado de lo que han hecho.

DSC_0027 DSC_0037 DSC_0045 DSC_0049 DSC_0051 DSC_0052 DSC_0054 DSC_0056

Mientras recogíamos el material mirábamos los folios de papel tendidos al sol, mientras los niños corrían debajo y los mayores charlaban rodeando el tendedero. Terminamos convencidos de que los asistentes al taller habían disfrutado y entendido el espacio público, que conocieron y registraron la fisionomía y la textura de los elementos de este espacio y que con su imaginación, sus inteligencias y su trabajo consiguieron un resultado artístico y práctico. Por sus caras y sus expresiones sabemos que disfrutaron. ¡Vaya taller bonito!, ¡vaya lujo de mañana!

DSC_0061 DSC_0062

Muy agradecidos a la organización de Z. Jornadas de arte contemporáneo por su amable invitación. Nos veremos pronto por la campiña cordobesa. Seguro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s