I Encuentro Playgrounds de Arquitectura e Infancia en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Posted on

Son las 9,30 de la mañana y tres personas de La casa de Tomasa van de puerta en puerta del Reina Sofía, buscando un resquicio para entrar y empezar a organizar. El cuarto miembro llegará justo para empezar, recién llegado de exponer en Valencia.

En la puerta del edificio Nouvel nos vemos con Cris de Arquitectives. Ya ha empezado el I Encuentro Playgrounds en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Poco a poco y muy puntuales, van llegando todas las personas que vienen a la reunión. Nos emociona conocer a Joan, de El Globus Vermell. Nos alegra volver a saludar a Xosé Manuel Rosales, de Proxecto Terra. Y nos hace mucha ilusión poder abrazar a Elena Guim de Arquect y a Mª José y Federico de Arquitectura Minúscula. Tenemos muchas ganas de ver a Vera y Mikel de Kraftkovia y allí están. Teníamos curiosidad por conocer a Mr. Lupo y ahí está Fermín. Es un placer volver a ver a Javier Encinas, arquitecto de Valladolid al que cada vez apreciamos más, y nos encanta disfrutar del cariño con que nos trata Uxua, de Sinergia Sostenible, que además nos hace el honor de venir acompañada de Paloma, una “seño” de educación infantil. También han venido Miguel de Ahora Arquitectura, Mónica y Javier de Cómo crear historias, y Mª Teresa de Arkilab, Pablo de parte de Chiquitectos y Arantxa de Archkids. Pablo de Arquitectives y Martina Minucci de mModulus también están y es un placer conocerlos. Recién llegadas de Sevilla aparecen Virginia y Laura de Cuartocreciente, que nos presentan a Inés a quien teníamos muchas ganas ver.

Nos agrupamos en torno a la escultura de la plaza del edificio Nouvel. Carmen y Emilio de La casa de Tomasa, nos presentamos y dimos la bienvenida a todos. La alegría que sentimos de verlos allí era realmente sincera. Después de que dijéramos muy brevemente el nombre, el colectivo y la cuidad de origen, propusimos mirarnos un rato en silencio y observar dónde estábamos. Nuestra intención era transmitir la importancia y el éxito de habernos juntado. No es fácil cuadrar agendas de gente tan ocupada y de tan diversa procedencia. Pero se había conseguido por la ilusión que todos tenían en conocerse o volverse a ver con el resto. También teníamos que darnos cuenta de que no nos encontrábamos en un lugar cualquiera. Estábamos en el Reina Sofía, que con mucha generosidad nos ofrecía sus instalaciones y su personal para lo que necesitásemos. Estamos convencidos de que tanto el éxito de la convocatoria como la acogida del museo se deben a la fuerza del colectivo, al interés que despertamos todos juntos.

Después de que Berta Sureda, Directora de Actividades Públicas del MNCARS, nos diera la bienvenida y se ofreciera para futuras colaboraciones, empezamos a jugar en la plaza.

El artista granadino Isidro López-Aparicio diseñó y dirigió el juego. Es colaborador habitual y asesor creativo de La casa de Tomasa, por lo que entendió rápidamente lo que le propusimos y lo realizó con la brillantez que suponíamos. La excusa del encuentro era ver la exposición “Playgrounds. Reinventar la plaza”. Teníamos claro que queríamos jugar en la plaza. La dinámica también debía servir para favorecer el contacto de todos los participantes y para, en cierta medida, deshubicarlos. Isidro ideó una partitura, donde con dos cuerdas de 30 metros, se formara una sola de 60 que recorriera toda la plaza. Estas dos cuerdas se trenzarían provocando la cercanía de las personas que las sostenían, y jugando fuimos formando figuras en el espacio, uniendo el concepto arquitectónico al juego y a la relación personal.

Gracias a iLA por su esfuerzo, su talento y su generosidad sin límites.

PartituraImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Eran las 11:00 de la mañana y comenzamos el recorrido comentado por la exposición gracias a la atención del MNCARS.

La exposición “Playgrounds. Reinventar la plaza” se inicia en una sala donde se proyecta una película francesa que trata revueltas sociales en Francia en el siglo dieciocho ó diecinueve, con medios técnicos actuales y juega con el anacronismo como elemento para provocar la reflexión del espectador. La película y la reflexión que provoque tendremos que dejarla para después por que, aunque el objetivo que persigue está muy bien explicado por nuestra guía, la posibilidad de disfrutarla está limitada por el tiempo.

Al pasar a la sala donde se exponen fotografías y dibujos sobre el carnaval compruebo mi error al pensar que la exposición estaba centrada en la infancia. Los adultos también utilizan los espacios públicos para divertirse y así se expone. Esta sensación de que estaba equivocado me acompañará el resto del recorrido. Esta idea de que los adultos también utilizan el espacio público para divertirse me lleva a pensar que son los adultos los que utilizan estos lugares para divertirse y los niños no tienen cabida en esa diversión. Pienso que la ciudad les reserva unos pequeños espacios con barrotes de colores pero les niega el uso del resto de la ciudad. La mayoría no pueden ir solos caminando al cole, ni pueden jugar en la calle debajo de sus casas sin que los molesten los coches, ni pueden jugar en las plazas sin molestar a los adultos que consumen sentados en los veladores.

Vamos pasando por diferentes salas donde, maravillosamente documentado, vamos viendo la evolución del ocio y del espacio dedicado a tal fin. Vemos fotos de las primeras vacaciones pagadas en Francia y de la ocupación de espacios de esparcimiento. Casi todas son de adultos. Me resultó muy interesante y muy bien documentado, repito, la idea de transformar los espacios bombardeados en Londres como “playgrounds”. También una sala defiende el derecho a la pereza y al aburrimiento.

A estas alturas de la exposición me obsesiona el pensamiento de, a lo largo de la historia, siempre ha existido una voluntad de dirigir el juego y negar la libertad de los jugadores. Esta reflexión la veo refrendada en cada documento de los que voy descubriendo. Automáticamente, por deformación u obsesión, aplico el razonamiento a los talleres que proponemos en La casa de Tomasa. Pienso en la confianza que tenemos en la creatividad de los niños y las niñas ó si no estamos también dirigiendo sus juegos. Me reafirmo en la formación divertida pero me preocupa la creatividad dirigida. También me reafirmo en la idea de que el aburrimiento es motor de creatividad e imaginación y que los niños y niñas tienen derecho a la pereza frente al relleno sistemático de contenidos y actividades al que los sometemos los adultos formadores.

Salgo de mis reflexiones cuando escucho otra estupenda explicación acerca de los situacionistas y el concepto de “deriva”. Aquí se formula una pregunta que me rondará la cabeza el resto de la mañana:”¿los ciudadanos hacemos la ciudad?”.

Mientras disfrutaba de los “provos” holandeses y sus maravillosas iniciativas pensaba lo lejos que estábamos de ellos en España en los años 50 y también me acordé de lo poco que se habla de España en la exposición.

Sonrío al ver un croquis de Lina Bo Bardi, perfectamente enmarcado, colgado en la pared y me parece una metáfora preciosa de lo que estamos viendo: la libertad y el juego enmarcadas, dirigidas y muy bien presentadas. Otro motivo para reflexionar es que la única instalación que se puede tocar y con la que se puede jugar está a una altura inaccesible para los que realmente quieren jugar. Pero en esto ya ha reparado bastante gente.

Antes de terminar, pude admirar una sala espectacular con miles de fotos de viaje presentadas de forma exquisita, pero que no encajaron en la idea de exposición que yo iba a ver y si con la idea del disfrute de los espacios públicos por parte de los adultos. Adultos viajeros y fotógrafos en este caso.

El final de la exposición que daba comienzo a las reuniones fue una foto en el marco del “Club Activista” soviético. El marco me parece perfecto y que encima de las cabezas de los profesionales que se dedican a la arquitectura y a la infancia se vean las palabras “club” que indica reunión y “activista” con todo su contenido de movimiento y de compromiso social me parece muy adecuado para el resto del día.

 IMG_4397 IMG_4399 IMG_4404 IMG_4408 IMG_4414 IMG_4417 IMG_4425 IMG_4427 IMG_4438 IMG_4450 IMG_4466

Cuando nos dirigimos al edificio Nouvel, para empezar las reuniones, se incorpora Jorge Raedó recién llegado de Zaragoza. En La casa de Tomasa le tenemos mucho afecto personal y lo admiramos profesionalmente, así que nos da mucha alegría poder abrazarlo después de tantos mensajes y tantos e-mails.

Mientras accedemos al edificio volvemos a alucinar con que el museo nos haya cedido sus instalaciones y nos trate con tantísima amabilidad.

Disponemos las sillas en circulo y, tras volver a presentarnos comenzamos la primera reunión del día. Los puntos propuestos eran:

  • La propia exposición. Puntos de vista y crítica.

  • Implicación de nuestros colectivos o proyectos en las

    ciudades o en el territorio.

  • Situación general de las ciudades: gentrificación,

    peatonalización, abandono de instalaciones, uso privado de los espacios públicos…

  • Situación de los niños y niñas en la ciudad y su papel en el desarrollo de las mismas.

Para favorecer el dialogo y facilitar la comunicación, propusimos a dos colectivos que nos hablaran un poco del tema que íbamos a tratar. Esta mañana tuvieron la amabilidad de hablarnos Virginia Navarro de Cuartocreciente, que realiza una tesis sobre este tema y Joan Vitoria de El Globus Vermell, por su experiencia y compromiso con la ciudad de Barcelona.

Virginia nos contó que el playground es el único espacio dedicado a los niños en el medio urbano y que el niño actual ó tiene un playground para jugar o no tiene nada para jugar al aire libre.

Para ella, de acuerdo con otros autores, playground es un nodo que cruzan tres lineas: es un elemento socializador, es el único elemento urbano influido por la pedagogía y está influido por la corriente arquitectónica del momento.

También reflexionó acerca de por qué los niños no juegan en la calle. Su respuesta es la falta de seguridad, la falta de tiempo de los padres para acompañarlos por que tampoco tienen autonomía para ir solos y la falta de tiempo de los niños para jugar por el exceso de carga de actividades.

Joan provocó el debate hablando sobre la privatización del espacio público. Según su opinión, con la que estamos de acuerdo, los espacios públicos se crean como espacios abiertos que se van ocupando con terrazas, vehículos aparcados, kioskos o negocios enfocados principalmente al turista que acaban expulsando al habitante.

Otra idea interesante para debatir después era el tema de la privatización del ocio de los niños.

A partir de ahí, cada uno fue dando su opinión al respecto y la discusión giró en torno a la seguridad en la ciudad, a la influencia de los coches en la utilización de los espacios, en la importancia del diseño de los espacios contando con la participación de los implicados y la experiencia del profesional.

En esta reunión se incorporan al encuentro Clara Eslava (del grupo Infants Fans de La Ciudad Viva) y Almudena de Benito (Chiquitectos, de Madrid).

La verdad es que a estas alturas estamos realmente contentos del resultado del encuentro. Los objetivos eran vernos y conocernos y facilitar un espacio de dialogo y de intercambio de ideas y experiencias. Se está consiguiendo y el lugar y ambiente son extraordinarios.

Podríamos estar hablando unas horas más pero es el momento de tomar una cerveza y reponer fuerzas para la tarde. De todos modos, seguimos compartiendo mientras andamos en busca del lugar donde comer. En las aceras de la calle Argumosa también experimentamos los problemas del aprovechamiento privado del espacio público.

IMG_4469 IMG_4470 IMG_4472

Agradecemos el detalle de Sol (Arquikids, de Barcelona) que se acerca a saludar antes de volver a su ciudad después de trabajar por la mañana en Madrid.

En la hora de la comida vuelvo a apreciar la importancia del encuentro. Seguimos el trabajo de todos ellos, a través de Facebook y de sus blogs y webs, a diario y nos comunicamos virtualmente entre nosotros con asiduidad. Así que, comer rodeado de El Globus Vermell, Kraftkovia ó Chiquitectos ó ver como en otra mesa Arquitectura Minúscula habla con Cuartocreciente o Mr. Lupo, nos llena de alegría. Raedó y Rosales comen aparte. ¿De qué estarán hablando estos dos cracks?.

El programa de la tarde nos parece emocionante a la par que agotador. Allá vamos.

En la convocatoria proponíamos que por el número de asistentes, nos dividiríamos en mesas de trabajo, para favorecer el dialogo. La dinámica fue la siguiente: Uno de los colectivos introdujo cada tema, debatimos en las mesas durante 25 minutos y pondríamos en común las conclusiones. Volveríamos a formar mesas nuevas, otra persona hablaba brevemente sobre el siguiente tema y vuelta a discutir y poner en común. Esto se repetiría una tercera vez.

 Los temas fueron los siguientes:

  • Pedagogía y metodología en la divulgación de la arquitectura y la experiencia del espacio.

  • Ámbitos de desarrollo de nuestro trabajo. Privado, público y escuela (arquitectura como materia transversal). Intervención en los temas espacio-aula.

  • Financiación y situación legal de nuestros proyectos. Relación de nuestros colectivos con la U.I.A., con los Colegios Oficiales de Arquitectos y con las Escuelas de Arquitectura. Estado de la arquitectura e infancia en otros países.

Antes de empezar se incorporó a la reunión Emilio López-Galiacho, co-director de la revista digital FronteraD, que ofreció este medio para difundir nuestras actividades educativas .

Almudena, de Chiquitectos, nos presentó su metodología de trabajo. Su principal objetivo es “educar desde la arquitectura y crear ciudadanos responsables y comprometidos capaces de cambiar el estado de las cosas”. Para ello desarrollan la imaginación, la capacidad de explorar, la curiosidad, el conocimiento, la creatividad, las múltiples inteligencias y dan más importancia al proceso creativo que al resultado final. Nos habló de igualdad y diversidad, de libertad de expresión, de aprender de la experiencia, del trabajo en equipo y de integración y respeto.

Pensamos que la mayoría de los profesionales que trabajamos en arquitectura e infancia compartimos estos valores y las desarrollamos en nuestros talleres y cursos.

Divididos en tres grupos de trabajo compartimos la forma de hacer de cada colectivo. Aunque cada uno tiene una metodología diferente, coincidimos en darle importancia a lo individual tanto como a lo colectivo, al aspecto lúdico de la educación y en fomentar la creatividad. Vemos importante transmitir a los niños y niñas el concepto de espacio público y damos importancia a desmontar esquemas preconcebidos. Como resumía Jorge Raedó: “Enseñamos técnicas y transmitimos una pasión”.

Ningún grupo llegó a poner por escrito ninguna conclusión.

Para iniciar el débate sobre los ámbitos de desarrollo de nuestro trabajo, por su experiencia en el sector público, Xosé Manuel Rosales, coordinador del PROXECTO TERRA, compartió sus ideas con todos. Enorme, excesivo, intenso, generoso, desbordante… Admiramos y queremos a este señor desde la primera vez que lo escuchamos en el Docomomo Ibérico celebrado en Málaga. Es muy generoso compartiendo su experiencia y mostrando el camino, y es un apasionado de su proyecto. Lo defiende con vehemencia, le encanta presumir del éxito que han logrado y nos gusta la satisfacción y sencillez con la que lo hace. A nosotros Rosales nos parece un espectáculo, por lo que cuenta y como lo cuenta.

El PROXECTO TERRA nace en el Colegio de Arquitectos de Galicia en el año 2000. Xosé Manuel comienza comentando la excepcionalidad de nuestro proyectos, por la excelencia y por lo infrecuentes, en contraste con su proyecto, del que dice es “normal, universal e imperfecto”. De esta manera pretende llegar a los 200.000 estudiantes gallegos, universo destinatario del proyecto.

Ellos utilizan la “estructura que la sociedad ha creado para formar a la ciudadanía en los temas que nos preocupan a todos” que es el sistema educativo. Añade que los mejores mediadores son los profesores si se pretende conseguir universalidad y permanencia. La idea es dotar de recursos a la estructura educativa ya existente, para que se difunda y permanezca. Así, han generado material para secundaria, primaria e infantil. Mediante cursos, han formado ya a más de 2000 profesores. En su metodología nunca se dice lo que está bien ó está mal. Ellos plantean situaciones y provocan reflexiones. Destaca la importancia de experimentar el espacio y disfrutar del uso para el que fue diseñado (bañarse en piscinas, viajar en metro ó tocar instrumentos en La Casa de la música de Oporto).

Respecto a los proyectos de los colectivos reunidos, dijo que “nadie duda de su excepcionalidad sino cómo se integran en el sistema educativo”. Para terminar diciendo: “La arquitectura está en el curriculun de los colegios. La arquitectura no es extracurricular. Eso es MENTIRA”.

La introducción al debate consumió el tiempo del mismo. No pudimos dialogar por grupos, pero creemos que fue muy interesante escuchar el desarrollo del Proxecto Terra de boca de su creador y coordinador.

Para la última mesa de trabajo, propusimos a Cristina Llorente y Pablo Amor, de Arquitectives (Palma de Mallorca) que nos hablaran un poco de la situación de la enseñanza de la arquitectura para niños en otros países y su relación con la UIA y con los colegios de arquitectos.

Nos contaron que a nivel internacional el tema de la arquitectura y la infancia está mucho más desarrollado que en España y nos dijeron el proceso burocrático que siguieron hasta convertirse en los delegados nacionales del grupo de Architecture & Children de la UIA. Este grupo de trabajo lo forman 22 países que se reúnen 2 veces al año. Llamó la atención de Arquitectives que, pese a desarrollar sus trabajos en países muy diferentes, la mayoría de los grupos comparten la misma metodología.

Pusieron de manifiesto la falta de apoyo económico para desarrollar su labor como miembros de este grupo y su nula relación con la administración para acceder al sistema educativo.

En las reuniones de las mesas de trabajo se siguió debatiendo sobre la enorme diferencia de desarrollar un trabajo amparado por la administración y desarrollarlo en el ámbito privado. También se trató la demanda de la sociedad respecto al producto que ofrecemos. Cada uno compartió su opinión pero ninguna mesa plasmó sus conclusiones.

IMG_4473 IMG_4474 IMG_4475 IMG_4476 IMG_4478 IMG_4479 IMG_4480 IMG_4481 IMG_4483 IMG_4484

El último tramo del día debía ser el más importante a nivel corporativo. Ya nos habíamos visto, habíamos compartido experiencias (unos más generosos y otros más receptivos) a nivel personal pero llegaba el momento de ver qué queríamos ser como colectivo o como grupo.

Para ello, contamos con la generosidad de Jorge Raedó para compartir con nosotros su experiencia internacional en el tema de arquitectura e infancia y su asesoramiento en la creación de la red OCARA en América Latina.

La red OCARA la está creando una española llamada Irene Quintans que vive en Sao Paulo. Ella es arquitecta, amiga de Xosé Rosales, y estuvo muchos años trabajando en el ayuntamiento de Sao Paulo haciendo caminos escolares en las favelas de Paraisópolis. Actualmente está creando la red OCARA donde aúna proyectos de arquitectura, ciudad, niños, caminos escolares, participación ciudadana… dentro de la realidad latinoamericana. Actualmente, la red OCARA es una web, un banco de datos, donde consultar proyectos de diferentes países.

Hoy día, existen dos grandes redes de arquitectura y niños que son: la de la UIA de la que hablamos antes y “Playce”, que es una red de profesionales más que de proyectos.

Jorge trabaja actualmente en Finlandia montando operas para colegios. Su profesión es el teatro pero, como el defiende, el teatro también es arquitectura si lo consideramos como cuerpos moviéndose en el espacio. Su futuro dice que está en Sudamérica. Aún así, nos anima a juntarnos, a compartir experiencias, conocernos y mejorarnos unos a otros como cualquier sector profesional. Pese a poner distancia geográfica de por medio, sabemos su interés por la formación de una red nacional de arquitectura e infancia. Lo sabemos por que lo conocemos y por el trabajo que realiza en este sentido. La casa de Tomasa ha organizado esta reunión, pero los consejos, los ánimos y el apoyo y el estímulo de Jorge han sido imprescindibles para el éxito de la convocatoria.

Jorge presentó a la reunión a Emilio López-Galiacho, arquitecto y co-director de la revista FronteraD. El define su revista “como una máquina de entender el mundo, de intentar recoger la complejidad del mundo en todos sus aspectos, y a través de una mirada transversal y nada sectaria, dar pistas para que la gente saque sus propias conclusiones”. En esta revista se publicó el Informe de la situación de la arquitectura e infancia en España y Latinoamérica, elaborado por Raedó. Nos cuenta que ha sido una de “las piezas más exitosas de la revista” y nos anima diciendo que este tema interesa mucho a la sociedad. Destacó la importancia de la difusión de nuestro trabajo y nos ofreció su revista como medio de hacerlo.

El debate continuó viendo la forma en que podíamos unirnos para hacernos más fuertes. Quedó claro que cada colectivo tiene distintos intereses y que tenemos que profundizar en los que nos unen a todos. Se realizaron varias propuestas sobre las que trabajar: elaboración de un manifiesto conjunto que declare intenciones comunes, adherirnos a la carta de Architecture & Children de la U.I.A, volver a vernos en el Encuentro de Arquitecturas Colectivas de Barcelona en el mes de julio y escribir entre todos un articulo acerca del encuentro.

El Globus Vermell y Arquect son miembros de la organización de Arquitecturas Colectivas y estarán allí. Varios de los colectivos también han confirmado su asistencia.

La casa de Tomasa ha recibido las propuestas para la elaboración del manifiesto y estamos trabajando en sintetizar y resumir todo lo que nos une. Cuando esté terminado y aprobado por todos lo publicaremos con la importancia que merece.

El articulo conjunto ya se está escribiendo y va corriendo de mail en mail…

Acabamos realmente agotados pero mereció la pena. Disfrutamos mucho viendo los abrazos de despedida entre todos y las caras de felicidad por haberse encontrado. Nos gusto la sensación de que todos queremos volver a encontrarnos y de que este encuentro es solo el principio de algo.

Nos hemos encontrado, hemos jugado en la plaza, hemos pensado juntos visitando una exposición, hemos compartido nuestra visión de la ciudad, hemos comido juntos, hemos charlado de nuestra pasión mientras tomábamos café, hemos compartido metodologías de trabajo, hemos aprendido de un maestro, nos hemos situado a nivel internacional y por último, hemos marcado el camino que queremos seguir. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. No tenemos clara la senda, pero sabemos que la vamos a ir construyendo entre todos trabajando juntos. No vamos a ir a ningún sitio que no nos interese ir a todos. Sólo tenemos que encontrar nuestros intereses comunes y conseguir juntos nuestros objetivos.

Nosotros, La casa de Tomasa, creemos que hemos cumplido con lo que nos propusimos y, entre todos, hemos logrado lo que queríamos en este primer encuentro. Lo que pase de ahora en adelante dependerá de la generosidad de todos y de la capacidad de sumar en positivo.

El proyecto va a ser apasionante y será un placer compartirlo con todos los profesionales que se dedican a la arquitectura y la infancia.

Fue un lujo y un privilegio compartir la jornada con todos y cada uno de vosotros.

 IMG_4373

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s