La Casa de Tomasa en el VIII Congreso DOCOMOMO.

Posted on Actualizado enn

 Image

Viajamos a Málaga a presentar un póster en el VIII Congreso DOCOMOMO Iberico. La arquitectura del Movimiento Moderno y la educación. La otra intención, más importante aún, era conocer personalmente a Jorge Raedó, experto internacional en educación y difusión de arquitectura, a Xosé Manuel Rosales, responsable del proyecto de educación y arquitectura más importante de España y, por supuesto, a Anabel Varona y Carlos Arruti, los genios de Maushaus. Además, Virginia Navarro, de Cuartocreciente, nos llamó poco antes con la intención de conocernos. ¡Genial!

Llegamos con la incertidumbre de si podríamos acercarnos a saludarlos, presentarnos y compartir un rato de experiencias. En cuanto entramos en la Escuela de Arquitectura de Málaga nos encontramos en un corrillo a Raedó hablando con Virginia, con Carlos y con Anabel. Nos acercamos prudentemente a ver nuestro póster (que estaba chulísimo) y después tuvimos la oportunidad de conocerlos a todos. Buena gente, buenas sensaciones y gran sintonía.

El póster de La casa de Tomasa muestra la actividad llamada Arqui_cón, llevada a cabo con los niños, niñas y profesoras de la E.I. Giner de los Ríos de Córdoba. En cada una de las aulas se colgó una fotografía de un lugar diferente de la ciudad de Córdoba. Cada foto estaba asociada a una tarea que se realizaba en casa con las familias y luego se exponía en el aula. Las fotos fueron rotando durante el curso por cada una de las clases. Esta actividad se encuadró en el proyecto de La casa de Tomasa en Giner de los Ríos desarrollada durante el curso 2012/2013.

Image

 La mañana empezó con la inaguración del congreso por parte de muchas autoridades y siguió con una conferencia de William Curtis acerca del movimiento moderno en España.

Para experimentar el lugar y relacionarnos con el entorno, los miembros de La casa de Tomasa nos fuimos a tomar pescaito frito a un precioso bar del centro de Málaga.

La tarde empezó con la exposición del Proxecto Terra a cargo del arquitecto y profesor de secundaria Xosé Manuel Rosales.

Xosé Manuel comenzó su intervención explicando que durante 14 años el proxecto Terra lleva elaborando materiales didácticos de patrimonio y ordenación del territorio para la ESO. El material está compuesto de vídeos, fotografías, cartografía, cómics y una web donde todo está a disposición de quien lo requiera ( www.proxectoterra.coag.es/ ). También forman parte del proxecto las visitas guiadas con la intención de vivir el espacio y los intercambios territoriales para que todos puedan experimentar la aldea, el pueblo y la metrópoli.

Según contó, el proxecto surge de la frustración, para acercar la arquitectura a la ciudadanía en un proxecto donde los protagonistas son la arquitectura, los profesores y los jóvenes para tomar conciencia que la arquitectura y el territorio forman un patrimonio colectivo.

Nos explicó como los destinatarios del material eran los profesores “normales”. Hay profesores que son tan buenos que no necesitan nada más que su creatividad y su profesionalidad para desarrollar brillantemente su trabajo de educar y hay profesores que son tan malos y desganados que no van a hacer nada por muchas facilidades que les proporciones. Por eso, el material va destinado a los profesores normales, que son la gran mayoría. Cualquiera debía ser capaz de utilizarlo, solamente se necesita voluntad.

Recalcó que todo debía ser producido por el profesorado. Los arquitectos se ocuparían de la formación de los profesores.

Con pasión resumió que el fin último del proxecto es “formar ciudadanos críticos, responsables y exigentes”. Formar vividores del patrimonio colectivo.

Con una generosidad y una amabilidad extraordinaria, Xosé Manuel continuó explicándonos las estrategias seguidas para la realización del proxecto. En principio, querían llegar al máximo número de personas posible, y pensaron que existe un tramo de edad en el que obligatoriamente tienes que estar en un sitio. Ese espacio es la enseñanza secundaria. Ya tenían la población a la que se iban a dirigir pero… debían contar con el profesorado. Según sus propias palabras: el profesor es el mediador innegociable. La misión del arquitecto es enseñar a que aprendan a hacer. ¿No es alucinante?, enseñar, aprender, hacer.

Conscientes de la enorme carga curricular que tienen los docentes, el proxecto no aumenta esta carga, si no que proporciona los materiales y la formación necesaria para darlos contenidos del curriculum. Los contenidos del proxecto están elaborados y experimentados para cualquier materia y cualquier profesor. Según Rosales, la arquitectura ha solucionado, a lo largo de la historia, el problema de habitar el medio. Este proxecto Terra propone vivir el lugar en el lugar en un proceso educativo donde el arquitecto nunca es el protagonista.

La Casa de Tomasa coincidimos punto por punto con Rosales. Compartimos su interés por que las personas vivan los espacios y su reflexión acerca de que los profesores son los responsables de formar ciudadanos críticos, responsables y exigentes. También nos cuestionamos, como él, que esta corriente de la arquitectura y la educación interese realmente. Por un conflicto de intereses o de egos profesionales, a los arquitectos no les interesa ningún proceso en el que ellos no sean los únicos protagonistas y a los profesores, por regla general, no les hace mucha gracia que nadie se inmiscuya en su parcela educativa. En el momento en que alguien los ponga de acuerdo, miles de jóvenes se beneficiarán de las ventajas de tener la arquitectura en las aulas. El proxecto Terra lleva haciéndolo 14 años.

Con una sensatez pasmosa y cierto pesimismo nos contaba que en la situación actual no es fácil que se puedan mantener proyectos de este tipo si ni siquiera hay fondos para pagar los medicamentos o las pensiones. Toda una lección la que aprendimos de este señor. Muchas gracias.

Image

 La siguiente ponencia corrió a cargo de los arquitectos Anabel Varona y Carlos Arruti (Maushaus Arquitectura). Es tanta la admiración y el respeto profesional que les tenemos que confesamos nuestra expectación antes de su intervención.

Comenzaron describiendo la arquitectura como un fenómeno o un proceso colectivo y afirmaron que con su trabajo pretenden dejar “un poso de cultura arquitectónica”.

Como todos los grandes, son generosos y compartieron unas pocas estrategias con los asistentes:

  • En su local de Donosti/San Sebastian juegan con la sorpresa, al recibir a los niñas y niñas en sus talleres y cursos de arquitectura, desconfigurando y configurando el espacio para generar capacidad de asombro.
  • En sus actividades utilizan la amplificación de la imagen del niño. Esto les es muy útil, por ejemplo, a la hora de vivir una escena de un cuadro. De las dos dimensiones se meten en las tres y, después de analizar, vuelven al plano.
  • Defienden la mezcla de distintas edades en los talleres como parte del fenómeno de aprendizaje. Los mayores ayudan a los más pequeños sintiéndose así reforzados en sus habilidades y los pequeños sienten la confianza de sentirse arropados. Además, no todos los niños y niñas tienen los mismos periodos de maduración.
  • Utilizan el “pensamiento blando”. Las cosas se prueban, se hacen, se deshacen y se vuelven a hacer.
  • Convierten la técnica y lo cotidiano en un juego.
  • Describieron como es muy práctico jugar con la capacidad de ensoñación de los niños. Así, en talleres donde se utilizan tubos de cartón, los txikis pueden llegar a ver árboles y tocar sus cortezas o sentir el frío de un bosque o el calor de una hoguera con la proyección de algunas imágenes.
  • Nos hablaron de la utilización de la técnica de construcción-deconstrucción o de lleno-vacío.
  • Concluyeron que ellos procuran mezclar todas las artes para desarrollar sus talleres y cursos.

Continuaron con la exposición de tres talleres de arquitectura y movimiento moderno, que era de lo que trataba el congreso.

En el primero, Arantzazu_Gaur_2013, se centraron en la figura de Jorge Oteiza como mezclador de las artes durante la construcción de la basílica de Arantzazu. El taller se realizó en la misma basílica y comenzó con un cuento. Luego con un dibujo fueron explorando y sintiendo el espacio. Dividieron a los chicos y chicas en arquitectos, escultores y pintores y entre todos, cada uno sumando su trabajo, construyeron una maqueta de la basílica.

Image

En un segundo taller utilizaron el Club Náutico de San Sebastian, de José Manuel Aizpúrua y Joaquín Labayen, para explicar los cinco puntos de Le Corbusier. En este taller jugaban con imágenes de las terrazas del club y las de las galerías de cubierta de un paquebote de la época generando confusión y sorpresa.

Image

El último taller que compartieron lo habían realizado el día anterior en el Museo Picasso de Málaga con un grupo de escolares. Introdujeron comparando los dibujos de Le Corbusier y de Picasso y las respectivas influencias de uno en el otro. Después de explicar, a modo de reglas de juego, los cinco puntos de Le Corbusier y el plano, construyeron en cartón la Unidad de Habitación de Le Corbusier en Marsella.

Image

 Fue realmente alucinante. Es nuestra intención compartir con todos los que lean estas líneas lo que aprendimos con Maushaus pero, créannos, es realmente complicado. Lo es por que Carlos Arruti habla de su experiencia con tal pasión e implicación, que habla como si en ese momento estuviera en el taller. Y mira la fotografía proyectada y piensa y se va y vuelve y cuenta otra cosa que le ha evocado el pensamiento anterior y vuelve a hablar del taller y le dice a Anabel que vuelva a la imagen anterior o a la anterior y luego que vuelva a la actual. Además, como buen arquitecto, el habla de una cosa mientras está pensando en otra y tu debes entresacar que tercera historia quiere contarte en realidad. Un prodigio de genialidad, de complicidad, de buen gusto y de amor y pasión por la arquitectura y la educación.

Terminaron compartiendo una experiencia que están realizando en la actualidad en una escuelita infantil donde ellos envían las propuestas al profesorado y son los maestros y maestras los que protagonizan la educación de la arquitectura, que en esta escuela es asignatura troncal donde se van engarzando el resto de disciplinas.

En este sentido recomendaron el uso de la revista Amag!, donde proponen muchas actividades descargables para que padres y profesores puedan utilizar con los niños y niñas.

Tuvimos la gran suerte de acabar la tarde hablando con Xosé Manuel, Anabel y Carlos, con Jorge Raedó y con Virginia (Cuartocreciente) de educación, arquitectura y experiencias. Fue un espectáculo disfrutar de tanta concentración de talento y comprobar la sintonía de los profesionales que se dedican a la educación y a la arquitectura.

 

Fue realmente un gusto. Muchas gracias. 

Agradecemos a Jorge Raedó la atención que nos presta y la posibilidad de haber podido vivir todo lo que les hemos contado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s